free
web stats
Lunes, 18 de diciembre de 2017

José Luis Calvo
Martes, 28 de noviembre de 2017

Queridos Reyes Magos: Quiero un ordenador

Guardar en Mis Noticias.

Con esta frase miles y miles de cartas llegarán como cada año a manos de Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente o quizás, con otro encabezado, a Papá Noel. Una petición bastante sencilla y que puede darle muchos quebraderos de cabeza en el momento en el que decidan concedernos este deseo. Si nos vemos en la situación de ayudarlos con la compra de los regalos navideños, lo primero que deberíamos plantearnos es el presupuesto que vamos a destinar a tan importante regalo, ya que la gama de ordenadores que hay en el mercado a poco que echemos un vistazo a los catálogos de las diferentes tiendas de informática o busquemos por internet es más que amplia.

 

I3, I5, I7, memoria RAM, disco duro, resolución de pantalla, disco SSD, y un sinfín de “palabros” que, en muchas ocasiones no entendemos o no tenemos muy claro que es lo que nos indican, harán de esta decisión algo de lo que nos encantaría no tener que encargarnos a las pocos minutos de comenzar nuestra búsqueda del regalo perfecto.

 

Una de las decisiones más importantes, y la primera que debemos tener claro es: ¿queremos qué nuestro ordenador sea portátil o de sobremesa?. Tomemos el camino que tomemos, esta decisión tendrá sus pros y sus contras y aquí vamos a intentar ayudar a nuestr@s lectores y lectoras a tomar esa decisión al menos con criterio.

[Img #9442]

 

La principal ventaja que presentan los ordenadores portátiles son precisamente esa, que son portátiles, pero debemos plantearnos si realmente el uso al que vamos a destinar nuestro equipo hará necesario que lo podamos mover de ubicación. Si esto es así, y para nosotros es importante que nuestro ordenador esté de aquí para allá, no hay más que hablar, necesitamos un ordenador portátil. Sin embargo, la realidad es que en muchísimas ocasiones, los portátiles terminan invadiendo una zona de nuestra casa y “fundiéndose” con la mesa en la que se colocó inicialmente y esto es porque en muchos hogares, el lugar de estudio o trabajo está bien definido y siempre es el mismo, lugar que ocuparía nuestro flamante “laptop” (anglicismo para referirse a los portátiles).

 

Como principal desventaja de los portátiles está su precio, en relación claro está, al precio de su equivalente de sobremesa. Habitualmente, por el precio de un portátil, podemos comprar un equipo de sobremesa con mejores prestaciones. Otro factor importante a tener en cuenta a la hora de decantarnos por un portátil o un sobremesa será el tema de las posibles reparaciones. Es más que habitual que las garantías de los equipos portátiles las cubra directamente la empresa fabricante, mientras que en los sobremesa suele ser la tienda la que se encargue de estas reparaciones en garantía. Esto puede ser un gran hándicap, más aún si vives en una ciudad como Ceuta, ya que un simple fallo en una batería que no cargue correctamente nos puede dejar sin ordenador entre un par de semanas y uno o varios meses dependiendo de la marca y la avería. Otra cuestión a plantearnos será el tema de las actualizaciones de hardware, ampliar la capacidad gráfica o de conectividad de nuestro portátil puede convertirse en una tarea compleja y costosa ya que deberán ser elementos externos, en algunas ocasiones más caros, y dependerá de nuestras conexiones, de su existencia o no, que podamos realizar estas ampliaciones.

 

A favor de los ordenadores de sobremesa diremos que, en muchas de las ocasiones son la mejor apuesta (excepto como ya se ha comentado, si necesitamos movilidad). Un ordenador de sobremesa nos permitirá obtener mejores valores de rendimiento a menor precio. Además las ampliaciones y actualizaciones hardware son más sencillas y baratas de realizar. Las garantías suelen estar cubiertas en la propia tienda donde compraste el equipo y encontrar repuestos para un ordenador de estas características es bastante más sencillo y menos costoso también que para un portátil.

 

Probablemente nos estemos planteando en este momento, - Sí, claro, lo que dice este chico esta bien pero al final tengo la mesa llena de trastos, que si el monitor, que si la torre, el teclado, el ratón. En fin, que todo muy bonito pero me quedo sin mesa de estudio - Esto es cierto, no vamos a negar que uno de los grandes inconvenientes de los ordenadores de sobremesa es el tamaño de su torre. Evidentemente podemos optar por torres no estándares que son bastantes más pequeñas, pero perderíamos las ventajas de tener componentes de tamaño estándar y por tanto más baratos.

 

Siempre, por supuesto, nos queda la opción del “fifty fifty”, es decir, comprar lo que se denomina en el mercado un “All-in-one” o un “Todo en uno”. Este tipo de equipos son un “híbrido” entre sobremesa y portátil, y constan de un monitor en el que también se integran los componentes de la torre. Por tanto, tendríamos “la torre dentro del monitor” y eliminaremos así la desventaja de tener una gran caja que no sabemos dónde poner.

 

Los “Todo en uno”, como todo, tiene detractores y enamorados. Personalmente les diré que he tenido portátil, ordenador de sobremesa y un par de “Todo en uno”, y estos últimos me han dado muy buen resultado y pocos problemas.

 

Por supuesto, si necesitamos un ordenador de altas o muy altas prestaciones, a no ser que deseemos hacer un desembolso grande, hablamos de un precio que supere los 1500-2000€, nuestra opción más asequible será un ordenador de sobremesa.

 

Una vez elegido el tipo de equipo, debemos tener claro, que necesitamos y para qué lo vamos a usar, ya que como todo elemento tecnológico, la vida útil de un ordenador no es eterna y no debemos pensar en él como una inversión para el resto de nuestras vidas.

 

Un ordenador, por ejemplo, que va a ser usado por un o una estudiante, suele ser usado para realizar tareas ofimáticas, búsquedas y consultas por internet, escuchar música y ver videos, debería tener para que funcionase adecuadamente una memoria RAM de unos 4Gb. ¿Eso que és?, te estarás preguntando. La memoria RAM es el lugar donde se almacenan los programas cuando están en ejecución, es decir, cuando los estamos usando, la medida que se usa para indicar su capacidad es el byte y 4Gb serían unos 4 millones de bytes, lo cual es suficiente para un uso como el indicado. ¿Y si le pongo el doble de RAM irá el doble de rápido? La respuesta es NO. Si es cierto que el ordenador funcionará mejor cuando ejecutemos muchas aplicaciones simultáneas o durante determinados procesos pero en general y para el uso indicado no lo vamos, en general, a notar sustancialmente. Un disco duro de 512 Gb o 1 Tb (1000 Gb) será una cantidad más que considerable para nuestro equipo. Para que nos hagamos una idea, una película en calidad 4K puede ocupar unos 20 Gb y suelen ser los archivos más grandes que nos encontremos en un equipo para el uso del que hablamos. Por último, el microprocesador, puede ser Intel o AMD, son las dos empresas más conocidas del mercado, en el caso de optar por un microprocesador Intel, un I3 sería una buena elección o su equivalente en AMD.

Muy importante también a la hora de comprar un ordenador que disponga de puertos USB 3.0., cuantos más mejor, ya que son los que nos permitirán conectar dispositivos externos de alta velocidad como discos duros, cámaras de video, cámaras de foto, etc…

 

Si nuestras necesidades son más exigentes, y vamos a utilizar el ordenador para jugar, ya sabemos que nuestra mejor opción es un ordenador de sobremesa con un microprocesador nunca inferior a un I5 y con un mínimo de 8 Gb de RAM y 1 Tb de disco duro, a ser posible de tipo ssd (siglas de solid state drive o disco duro de estado sólido). Estos discos son más caros que los discos normales (hdd) pero también son más rápidos y eficientes. Por supuesto, no olvidemos que nuestro presupuesto en caso de buscar un ordenador gaming, así es como se conoce a las configuraciones diseñadas para optimizar los juegos, deberá incluir una buen tarjeta gráfica ya que, aunque normalmente esta viene integrada en nuestra placa base, no nos servirá para estos fines. La tarjeta gráfica es la encargada de gestionar, crear y optimizar las imágenes que nos muestra por pantalla. Es importante también recordar que, nuestro monitor deberá comprarse acorde a nuestra tarjeta gráfica. No serviría de nada una tarjeta gráfica que permita video en 4K si nuestro monitor no es capaz de mostrarlo, al igual que ocurre con nuestro televisor de casa.

Al precio de nuestro equipo, sería más que recomendable añadirle, tanto en una como otra opción, el de un buen antivirus, uno de pago, “de los de verdad” como dice mi abuelo. Podemos encontrar multitud de software antivirus por la red, pero la realidad es que el precio de estos en comparación con el del ordenador es irrisorio, hablamos de entre 30 y 80 € al año y si tenemos más de un ordenador o queremos proteger nuestros móviles, el precio proporcionalmente se abarata. Eso sí, en los tiempos que corren, en los que estamos permanentemente conectados y expuestos a multitud de ataques por la red, debemos de estar protegidos.

 

Solo espero que estos consejos les sirvan a sus Majestades los Reyes Magos y a Papá Noel para elegir adecuadamente este regalo de aquell@s niñ@s y no tan niñ@s que lo hayan pedido en sus cartas.

 

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Ceuta Televisión • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress